Tratamiento de datos

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia.

Al continuar navegando, autoriza su uso de acuerdo a nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales y manejo de cookies.

GestiónHumana.com -

   
  Iniciar sesión I Chat I Favoritos I Verificación cuenta correo


ISSN 2711-2055

 

Inicio

Qué hacemos por usted

Los clientes opinan

Newsletter

Contáctenos


              



Formación
Aprendizaje virtual: ¿qué está en alza y qué en baja?
Íñigo Babot, experto internacional en el campo de la formación, revela cómo se encuentra el mercado del e-learning y hacia dónde se dirige el uso de esta herramienta en el terreno de RR.HH.


Por Gestionhumana.com*

Recientemente Íñigo Babot, autoridad internacional en e-learning y quien estuvo en Colombia para participar en Expolerning, sostuvo que el aprendizaje virtual corporativo es una de las principales ventajas competitivas actuales, ya que permite crear identidad en los trabajadores y reforzar la formación de procesos, con el fin de mejorar tiempos de producción y reducción de costos.

La mejor forma de implantarlo, es con la creación de un Plan de Formación en e-learning, que utilice herramientas web 2.0 (redes sociales, comunidades de aprendizaje, community managers). Los componentes de dicho plan son:

a. Determinar si la organización estaría culturalmente preparada para la implementación de un modelo de aprendizaje por medio de e-learning. Esto significa: acceso a computadores (u otros recursos como los Ipad -dispositivo electrónico tipo Tablet PC- o los Iphone), tiempos de acceso y nivel de educación.
b. Si existen las condiciones para la implantación del e-learning o hay un porcentaje de éxito alto -si se trabaja en una campaña de marketing interno- es necesario realizar una encuesta de necesidades de capacitación donde se determinen: nivel del colaborador, trabajo que desarrolla, temas a capacitar (atados al negocio), disponibilidad (tiempo del colaborador y herramientas de trabajo) y forma de evaluación.
c. Una vez se tengan identificadas las necesidades, se pasa a un proceso de cotización con los proveedores que más se ajusten a los requerimientos organizacionales. Es un error comprar primero la plataforma y luego determinar cultura y necesidades, ya que se corre el riesgo de pagar un alto costo para que no se utilice apropiadamente.
d. Analizar, de acuerdo con el grupo objetivo de la capacitación, de cuánto será la inversión (plataforma, formadores y equipos- si son necesarios, ya que algunas capacitaciones se pueden tomar desde la residencia del colaborador); y qué tiempo tomará el entrenamiento o la formación de los empleados.
e. Una vez desarrollado el aprendizaje por medio de e-learning, acordar con los empleados de qué forma se aplicará lo aprendido en su puesto de trabajo para beneficio de la organización.

Tendencia mundial

De acuerdo con Babot, uno de los sectores que sigue creciendo con fuerza, a pesar de la crisis económica que sufren muchos países, es el del e-learning corporativo. Se calcula que crece globalmente a un 12% anual. Recientemente, la llegada de nuevas metodologías y herramientas (la llamada web 2.0) y los soportes de última generación (smartphones y tablets), han relanzado y actualizado este campo, como elemento de docencia, gestión del conocimiento, comercialización, marketing y comunicación.

Para el experto, en un mercado tan dinámico, es lógico que desde ya se esté pensando en cómo ofrecer más y mejores servicios para los usuarios y, en especial, todo el tema de la formación que se desprende desde el área de capacitación de gestión humana. Los principales cambios que desde ya se vienen presentando en el mercado son:

En alza: metodologías pedagógicas donde los participantes creen conocimiento. Esto significa que se pasa de la figura de profesor a la de guía. De esta manera, los participantes pueden aportar en la construcción de conocimiento resolviendo dudas al instante y ofreciendo puntos de vista diferentes.
A la baja: impartir la clase por medio de contenidos muy elaborados, extensos y rígidos.


En alza: uso de los Ipad y los Iphone como herramientas de acceso rápido y de bajo costo para tomar los cursos.
A la baja: uso de los PC, debido a su poca movilidad. Los computadores portátiles no están en la lista aún, pero su costo frente a los Ipad, los hace menos atractivos.

En alza: empresas pequeñas que realizan trabajos en plataformas con adaptaciones a la medida de los usuarios.
A la baja: producción masiva de plataformas que cubren temas básicos o muy generales.

En alza: e-learning de consumo rápido gracias a contenidos ágiles, acompañados de multimedia (videos, podcast y presentaciones interactivas).
A la baja: contenidos extensos, cuya característica sea sólo el uso de textos.

En alza:crowdsourcing donde varios especialistas contestan en foros abiertos. Este término viene del inglés crowd (masa) y sourcing (externalización), también conocido como "terciarización masiva". Consiste en externalizar tareas que, tradicionalmente, realizaba un empleado, a un grupo numeroso de personas o una comunidad (masa), a través de una convocatoria abierta.
A la baja: contar con un profesor único para uno o varios módulos.

En alza: uso de entornos profesionales para adquirir un mayor contexto, específicamente, Twitter y Linked.
A la baja: Facebook se ha caracterizado por ser más familiar y de relaciones de amistad que profesional.

En alza: cambio de rol en la administración de la plataforma hacia el Community Manager.
A la baja: se marca la extinción del Web Master.
Se calcula que en 2010, más de 3 millones de personas realizaron un curso on line a través de Internet en España, país donde ha alcanzado un crecimiento del e-learning del 20% anual y donde recientemente se han puesto en marcha cuatro nuevas universidades on-line.

Sin embargo, añade Babot, aunque España está exportando formación on-line a todo el mundo, principalmente a América Latina con un mercado potencial de 500 millones de personas, hacen falta especialistas que conozcan muy bien la tecnología y sean capaces de usarla para transmitir sus conocimientos.

Con respecto al sector educativo, “el 100% de las universidades y centros de postgrado occidentales tienen ya plataforma online de teleformación: no disponer de ella se considera anacrónico y por ello la han introducido, aunque sea sólo defensivamente”, dice el especialista.

La cobertura dentro de las instalaciones académicas suele ser casi siempre vía Wi–Fi. Ahora bien, si todos los centros occidentales de educación superior tienen desplegado e-learning, a nivel de infraestructuras, su mayor o menor uso (a excepción del caso de las Open Universities, como la Open U. inglesa, la UV del Tecnológico de Monterrey o la UOC española, donde es obligatorio) depende casi en exclusiva de la voluntad de unas u otras cátedras y, más concretamente, de la producción o modificación de contenidos por parte de los profesores.

Para finalizar el experto indica que en Colombia las organizaciones deben ponerse al día en el uso de este tipo de herramientas ya que, “sus propios empleados les acabarán tomando la delantera: la web 2.0 y la comunidad global tienen un gran potencial y dan oportunidades a cualquiera para formarse, aprender y progresar en poco tiempo”.

*Participación de Íñigo Babot en Expoelearning de Bogotá.







Documento sin título